top of page

“Siempre digo que el automovilismo es una caricia y diez cachetazos”

Consciente de lo difícil que suele ser ganar, Leandro Bonnin disfruta de un gran presente en el Rally Argentino gracias a la obtención de tres victorias en fila que le permiten luchar por la corona de la Clase RC MR. “La buena performance del auto hizo que nosotros seamos regulares en la segunda parte del año y hoy estemos peleando el campeonato”, indicó el entrerriano en el pasado capítulo de #CharlasDeRally

Generalmente en el automovilismo hay que convivir más con las malas que las buenas, ya que los sinsabores suelen doblegar ampliamente a los festejos. Pero para Leandro Bonnin el viento sopla a su favor y hoy está atravesando por una racha positiva, con tres triunfos en fila dentro de la Clase RC MR del Rally Argentino. “Realmente estamos pasando por un presente muy lindo. Siempre digo que el automovilismo es una caricia y diez cachetazos. Porque se tienen que dar muchas cosas para ganar una carrera, ya sea en el Rally Argentino o en un zonal de karting, en lo que sea es difícil ganar. El que haya corrido en algo sabe lo complicado que es ganar porque siempre hay uno bueno, siempre hay uno mejor que vos. Entonces esto de haber ganado tres carreras seguidas realmente es algo que tenemos que disfrutarlo mucho; y ser conscientes de que no se puede vivir así”, admitió “Leo” en el pasado capítulo de #CharlasDeRally realizado por Entre Motores junto a Rally y Más Automovilismo.


El entrerriano que maneja el DS3 MR del GP Motorsport celebró en el estreno del denominado “Rally del Jaaukanigás” (en Reconquista, Santa Fe). “Hace 21 años que corro en rally y siempre costó ganar. En el Provincial siempre tuve mis rivales y también se han dado carreras a la décima y eran igual de difíciles. Pero esta carrera, por el rival que nos tocó de forma directa (Federico Villagra) porque rivales son todos, se dio la particularidad que ya desde el shakedown fuimos muy parejos. Y en el primer tramo si bien nos gana por seis décimas, después nunca más pudimos despegarnos. Él me ganaba uno, yo el otro… le robábamos la punta, la perdíamos. ¡Y qué vamos a hablar de Fede!, de la experiencia, la seguridad con la que va… es un tipo que va rápido en todos lados: en el llano, en la montaña, en el barro, en lo seco… Y cuando tiene el auto es dificilísimo correrlo. Gabriel Pozzo en un momento viene y me dice: `Mirá Leo, si lo que estás esperando es que Fede se equivoque, no esperes. Fede no se va a equivocar. Y cuanto más lo apretás, más acelera. Y así es. Es admirable el ritmo que mantuvimos todo el fin de semana”, destacó.


Y entró en detalles para explicar cómo se dio la definición en la PE11: “En ese tramo nosotros rompemos una goma en el kilómetro 3 y a él se le explota el motor. Largamos el sector a menos de dos segundos. Habíamos empatado hasta en la décima algunos sectores; que el llano tiene esa particularidad de que empareja bastante. Salimos súper enchufados con `Matu´ (Baucero, su navegante). Pero apenas largamos sentimos que el auto venía con una goma desinflada, así que ¡chau carrera! Aparte teníamos que hacer 15 kilómetros con una goma en llanta. Ya nos pusimos a pensar más en Gastón Pasten, que estaba tercero, que en la carrera. Y en un momento entramos a un campo y estaba el auto parado con Virginia (Klus) abajo que nos hizo señas. Sabíamos que si perdíamos menos de un minuto y medio ganábamos la carrera. Así que desacoplamos el diferencial trasero para no romper nada, y a darle pata. Estos son autos que te dan mucha seguridad. En lo recto prácticamente veníamos como con cuatro ruedas, el tema eran las curvas lentas a la derecha. Pero tuvimos suerte y la llanta aguantó. Después el último tramo fue redondear y cerrar la carrera”.


En esos momentos de incertidumbre cobró importancia la tarea del navegante, con un Baucero que supo transmitirle la tranquilidad necesaria al piloto: “Yo no he tenido muchos navegantes, pero con `Matu´ somos amigos abajo del auto. Hace seis años cuando debutamos en el Argentino fuimos sin saber nada; nada de nada. Él lo único que había corrido eran algunas carreras del Provincial con un amigo. Yo también lo único que tenía era correr en Entre Ríos, donde la hoja es mucho más simple. Nos hicimos con la ayuda de Leo Suaya, que fue su padrino. Y lo que tiene es que es muy profesional; el compromiso que tiene es muy grande, es muy disciplinado y yo estoy sumamente conforme. Vamos muy cómodos arriba del auto”, sostuvo el de Concepción del Uruguay.


Pese a ganar, Bonnin cedió tres puntos respecto al sanjuanino Pasten (que fue segundo, pero que sumó bien el domingo al ganar la etapa y el Power Stage; el tramo donde Bonnin tuvo problemas) y ahora la diferencia es de 49,5 unidades. “Cuando el domingo me trajeron lo de los puntos, me tiraron un baldazo de agua fría. Haber peleado y luchado tanto y que Pasten me haya sacado más puntos en el campeonato cuando yo gané la carrera es de no creer. Lo hablaba con él y su navegante y hasta ellos me decían que era injusto porque `de 12 tramos nos ganaste 11, nos ganaste la carrera y todo, entonces ¿cómo nosotros vamos a sumar más puntos que vos?´ Está todo bien y el reglamente está escrito, me parece que es algo para rever. Matemáticamente nos hubiese convenido que la gane Villagra a la carrera y nosotros ser segundos”.


Y otra de las cosas que ahora se lamenta el entrerriano es su ausencia en el “Rally del Petróleo y los Dinosaurios” (cuarta fecha). “Por algo pasan las cosas en la vida... Nosotros arrancamos el año con dos objetivos muy claros. En enero nos pusimos como meta llegar a correr en un R5 para el 2023 porque sabíamos que la gestión de un auto de esos lleva muchos meses. De hecho, esta semana recién lo están probando al auto para poder embarcarlo. Y el segundo era luchar por el campeonato porque era el último año que íbamos a correr en el Maxi Rally. Sabemos que los autos de carreras son muy ingratos porque si hay algo que en el equipo no falta es dedicación y profesionalismo, pero ganando la primera carrera tuvimos problemas, en la segunda también no pudimos sumar. Y de la misma manera que los buenos resultados motivan, los malos te quitan esa motivación”.


“Se dio que, para la carrera neuquina, el finde antes corro por el Provincial y un par de temas personales llevó a que no vaya a la del Argentino. Después cuando volvimos empezamos a encontrar resultados, fuimos contundente y son carreras de autos. La buena performance del auto hizo que nosotros seamos regulares en la segunda parte del año y hoy estemos peleando el campeonato; y sí, con el profundo dolor de no haber estado en Neuquén”, cerró Bonnin.

Fotos: 3SM

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page