top of page

La “reorganización” de la pirámide de los rallies

El Consejo Mundial del Motor de la FIA acordó una nueva pirámide de Rally, que establece los nexos de unión entre WRC y ERC para poder ir subiendo escalones y evitar los “líos” de denominaciones y campeonatos.

Menos confusiones; no tantos líos. En estos últimos tiempos dentro de la disciplina del rally se trabajó con el objetivo de que la nomenclatura de los vehículos y las distintas categorías del WRC encajen. Por eso, desde la Federación Internacional del Automovilismo (FIA) han aprobado los principios por los que se regirá la nueva pirámide deportiva de rally (al menos para los campeonatos internacionales), buscando que los saltos entre los distintos vehículos existentes sean lógicos.

Básicamente esta nueva estructura trata de alinear los nombres de los campeonatos con los nombres de las categorías de autos (por ejemplo, los coches Rally2 en WRC2), identificar un tema común de las categorías Open y Junior entre las series y reforzar el posicionamiento del Campeonato Europeo de Rally (ERC), permitiendo establecer un camino claro para su promoción a WRC.


La cúspide de esta pirámide es Rally1, formada únicamente por el actual WRC, que seguirá siendo el campeonato por excelencia en el mundo del rally y que integrarán exclusivamente los nuevos WRC híbridos que desde el próximo año serán los grandes protagonistas del Mundial.




Por debajo de la clase reina del Mundial se sitúan los vehículos “Rally2”, anteriormente llamados R5; coches que definen la categoría absoluta del ERC y la clase WRC2 del Mundial. Una categoría que quedará unificada con la que ahora es la categoría WRC3, dando lugar a una competencia unificada entre pilotos oficiales o con apoyo de marca y pilotos privados. La misma contará con un campeonato Open y otro Junior, donde podrán participar pilotos menores de 30 años. También estarán en este escalón los Rally2 Kit (antes R4, coches que cada piloto o preparador puede armar a partir de cualquier base, pero empleando el ‘kit’ estándar desarrollado por Oreca).


“Rally3” es la novedad. Se trata de una categoría completamente nueva que ha diseñado la FIA con el objetivo de convertirse en el coche escuela para los pilotos que deciden pasar de la tracción delantera a la total. Serán protagonistas del WRC3 y del Europeo (ERC3), donde participarán coches como el Ford Fiesta Rally3 de M-Sport, que hizo su debut mundial en Finlandia hace pocas semanas. Es decir que la clase WRC3 y la categoría ERC3 del Europeo pasarán a disputarse con estos nuevos vehículos “Rally3”, dibujando en ambos casos un campeonato Open y uno Junior para los menores de 29 y 28 años, respectivamente.


Junto con los límites de edad también se establecen restricciones de experiencia en los torneos Junior, así los campeones no podrán volver a revalidad su título. Como ejemplo, un piloto campeón de WRC2 Junior con 25 años tendrá que pasar al WRC2 Open obligatoriamente al año siguiente o saltar a otro campeonato. Tanto en las clasificaciones de WRC como ERC habrá premios para los debutantes (serán considerados aquellos que tengan menos de tres participaciones antes del inicio de la temporada); y solamente el WRC tendrá título de fabricante.


Las otras dos categorías serán de dos ruedas motrices, “Rally4” y “Rally5”, y aunque los coches podrán participar en pruebas del Mundial, sólo tendrán campeonato específico a nivel Europeo (denominado ERC4). Decisión que entre otras cosas significa que el Junior WRC tiene fecha de caducidad. Al final, la FIA quiere dar un mayor protagonismo a los “Rally3”, vehículos de tracción total que por su diseño, configuración y precio son perfectos para ser base de esta pirámide.




21 visualizaciones0 comentarios

Commentaires


bottom of page