top of page

El campeón deberá esperar por otro turno…

La primera prueba que Sébastien Ogier iba a realizar este jueves en Francia con el Toyota Yaris GR híbrido fue pospuesta. ¿El motivo? Su compañero Elfyn Evans sufrió un accidente ayer y el auto quedó bastante dañado.

No fueron días demasiados positivos para Elfyn Evans; más bien todo lo contrario. Tras quedarse con las ganas (y por segundo año consecutivo) de obtener su primera corona en el Campeonato Mundial de Rally, este miércoles el piloto galés estrelló el Toyota Yaris GR híbrido durante las pruebas que el equipo Toyota Gazoo Racing WRC estaba desarrollando en los Alpes franceses (el martes, el encargado de manejar el coche fue el joven Kalle Rovanperä).


Una salida de camino en la que tanto él como su navegante Scott Martin resultaron ilesos, aunque el vehículo con especificación 2022 sufrió daños importantes. De hecho, se espera que el auto regrese a la sede del equipo en Finlandia para las reparaciones en lugar de a las carreteras alrededor de Gap, Francia.


Y esta situación alteró los planes de Sébastien Ogier. Es que el campeón tenía previsto subirse por primera vez al Yaris Rally1 para continuar con el desarrollo del vehículo japonés de cara al Rally de Montecarlo de enero (precisamente una fecha en la que Ogier participará, en el arranque de su participación a tiempo parcial en el WRC).


“Todos los sistemas de seguridad funcionaron exactamente como debían. Es demasiado pronto para decirlo, ya que todavía se está evaluando la situación, pero sabemos que estas cosas pueden suceder en las pruebas y no esperamos que tenga un gran impacto de ninguna manera”, indicaron desde el equipo Toyota.

Foto: Julien Pixelrallye

12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page